Seleccionar página

Hablar de netiqueta es hacer referencia al cómo nos comportamos en redes y consecuentemente, es conocimiento del uso de los nuevos lenguajes que la red nos proporciona, siendo uno de ellos el lenguaje “emoji”, el cual ha sido noticia estos días por seguir aumentando en este 2019.  

Creo necesario comenzar diferenciando emoticono, «smilies» y «emojis». El emoticono es el antepasado raíz de los otros dos, publicándose por primera vez en 1881 en la revista Puck (basada en la sátira y el humor político de la época), lo que vienen a ser un conjunto de caracteres del lenguaje escrito para dar forma a caras y a expresiones mas humanas, e incluso como abreviaturas del mismo lenguaje. Tras él, la creación de los «smilies», caritas sonrientes amarillas que nos acompañaban en los chats de IRC y Messenger. Su evolución se ha producido a ritmos agigantados hasta derivar a lo largo de estos años en símbolos coloridos, con expresiones conseguidas, creando todo un abanico de imágenes que sigue creciendo y dejando los símbolos del lenguaje escrito para su uso primario.

Utilizar «emojis» supone dar emotividad a la palabras, carentes de ésta por sí solas tanto en redes como en programas de mensajería como whastapp y se han convertido en verdaderos protagonistas hasta de películas y series infantiles. 

Pero los «emojis» me llevan a la siguiente reflexión: ¿Hemos pensando en cómo éstos aglutinan significados y crean un propio idioma universal?

A nivel intercultural, la mezcla de las personas que pertenecen a culturas diferentes, no todos los gestos tienen el mismo significado, al igual que la gesticulación e incluso el porcentaje en la comunicación de la parte no verbal es diferente. 

Sin embargo debido a la globalización y las nuevas tecnologías donde internet se encuentra en la cúspide de la pirámide, nos movemos hacia la creación de un lenguaje internacional común, provocado por estos factores, junto con el de la inmediatez. Por tanto, la interculturalidad encuentra en internet y los nuevos lenguajes, una homogeneización hacia la comunicación internacional común. 

Cada cultura posee sus propios gestos, siendo sólo bien interpretado por todos los invididuos de manera correcta. Si estamos en una sociedad en la que la comunicación cada vez se lleva mas a cabo por esta vía, podemos sugerir que su uso también deriva hacia el nivel personal, o por el contrario, ¿Sólo tendrán validez en un sentido virtual estricto?

Incluso unido a los gestos mas literales, los «emojis» incluyen señas de identidad culturales como se ve a través de la gastronomía, algunos espacios, y  tienen en cuenta la diversidad mediante los diferentes tipos a escoger de color de piel de cada icono o avatar. 

Por tanto, nos acercamos a una etapa en la que aparte de hacer las culturas del mundo mas reconocibles, éstas no lo serán por sus gestos propios y típicos, ya que nos enfrentamos a la difuminación de la gestualidad en pro de la comunicación virtual, pero si se potenciará en sí misma con parte de ellos. 

Cambian los códigos de la comunicación por el uso de nuevos lenguajes, y vamos hacia la internacionalización global de este proceso de transmisión de mensajes, En la misma dirección el uso de la simbología deja a un lado la letra que cuenta con menos emotividad dando prioridad a estos símbolos de colores Por tanto, no perdamos nuestras esencias e intentemos sacar lo mejor de cada uno de los códigos comunicativos que tenemos a nuestra disposición. 

A %d blogueros les gusta esto: