Seleccionar página

balloons-2617785_1280

Seguro que si nombramos el corte de cinta en eventos, todos los que nos lees pensáis en lo mismo; la inauguración del evento.

Y es que este momento de los eventos es considerado el primer gran acontecimiento, y para ello se planifica junto a actividades especiales ya que tienen como objetivo causar impacto en el público asistente.

Normalmente asisten las entidades patrocinadoras, las autoridades, medios de comunicación, el sector de referencia para el evento… y por tanto se considera como una actividad comunicacional con un margen de error mínimo, que necesita aun más, el cuidado de cada detalle debido al impacto que genera.

Para estas inauguraciones, hay que considerar la realización de una carta de invitación diferenciada por públicos, junto con un dossier informativo para los compañeros de prensa y medios que vayan a cubrir esta “puesta de largo”. La gestión de las invitaciones y confirmaciones a este acto, son tareas que normalmente se encargan a personal especializado en protocolo (y que también realizamos desde dianarubio.com), ya que continuarán con el sitting, la colocación en el lugar y el seguimiento del cronograma de esta particular escena, es decir, medidas protocolarias específicas al tipo de evento.

Pero si la inauguración es importante, también lo será la clausura. Aunque cause un poco de menos impacto mediático, suele contar también con personal relevante, involucrados en el evento completo.

Es una manera de poner en valor los aspectos positivos del evento, dar algunos datos relevantes de su promoción, asistentes, conclusiones y agradecimientos, que normalmente vienen seguidos de un espacio para interactuar como son los vinos de honor o cenas de gala, despedida. No quiere decir que en las inauguraciones no se pueda dar un ágape, cena o cóctel para los invitados.

Cabe recordar que para estos momentos para el recuerdo, el impacto en el público debe ser una constante, y dependiendo del tipo de evento, podremos jugar mas con unos dinamizadores u otros, eso si, con el oportuno cuidado de no caer en plagios o en relacionar nuestros eventos con lo soez, lo burdo u ofensivo. Sin perder de vista a nuestro público y los objetivos que se pretenden conseguir.

Si el ambiente del propio evento lo permite, se pueden introducir elementos que creen un factor sorpresa, despierten emociones y sean el comienzo de una experiencia a recordar. Podemos encontrarnos con inauguraciones de gala, formales estrictas, formales, informales y al gusto, donde según por el que se opte, se podrá elegir entre una gran diversidad de elementos que nos ayuden en la generación de experiencias.

En este video, se puede ver como en Japón, para inaugurar la liga de béisbol del país, han ambientado toda la escena tirando del cine de terror japonés y han utilizado a personajes emblemáticos de este género para hacer el primer “home run” de la temporada.

Otra que teníamos muchas ganas de compartir, es la gala de inauguración del centro Disney en Shangai, que entremezcló escenografía, música, identidad y magia para dar la bienvenida a este nuevo parque (ya son 5 en todo el mundo) de reconocimiento mundial, a ver que os parece

Pero si hay una inauguración digna de estudio, es la del túnel de San Gotardo que podéis ver en el siguiente vídeo, y que causó multitud de diferentes opiniones acerca de la elección de un storytelling demasiado innovador para ello.

Por esto, las inauguraciones y las clausuras, necesitarán de un equipo especializado en el diseño, la coordinación y el manejo de los diferentes factores que se entremezclan en ellos, aspectos desde la infraestructura, pasando por la decoración, el protocolo y la atención a asistentes, entre otros.

No dejéis de compartir con nosotros otros ejemplos que consideréis curiosos de inauguraciones y clausuras.

A %d blogueros les gusta esto: