Seleccionar página

Decorations on a Parisian Christmas marketEstos días previos a la festividad de la Navidad y sus celebraciones, son muchas son las figuras que adornan nuestras casas, trabajos y calles. Sin embargo, son junto con los árboles de navidad,  los portales de Belén quienes se adueñan a nivel presencial y digital de nuestra comunicación, la cual, aprovecha para felicitar estos días a quienes los ven, a quienes se acercan a observarlos.

Ya que existen multitud de artículos en prensa y post que hablan sobre como comportarse en estas fechas, la etiqueta y la indumentaria, desde este blog quiero dar un paso mas y comentar un asunto que puede parecer anecdótico, pero nada lejos de la realidad en adviento.

Si volvemos al Portal de Belen y lo miramos desde un enfoque protocolario, podríamos argumentar que hasta en este entrañable símbolo de la Navidad, encontramos unas pautas que nos recuerdan a las que llevamos a cabo a la hora de organizar un acto o evento.

Cabe recordar que el protocolo conlleva una serie de fundamentos como son la presidencia, el anfitrión y la precedencia y también una serie de elementos que lo dotan de fuerza como disciplina como es el normativo, el espacio temporal, el personal y la simbología.

img_como_hacer_portales_de_belen_originales_40916_600

Si nos fijamos en un Portal de Belén que tengamos cerca, se puede observar primero quien es el anfitrión de la escena, el niño Jesus, el cual, se situará en el centro de la presidencia, o lugar en el que se lleva a cabo la escena. ¿Cómo sabemos donde está la presidencia? Esta vendrá marcada por la colocación de la estrella, encima del portal, en el que se encontrarán tanto el anfitrión como los otros invitados de honor, la Virgen María y San José, colocados los tres en una presidencia en alternancia.

Junto a la escena principal, existe otra que tiene simbología dentro de estas fiestas, como es la llegada de los Reyes Magos. Estos, realizan el viaje guiándose de una estrella, y su aparición se realiza mediante una presidencia en línea antes de dar los presentes al anfitrión.

nacimiento-en-portal-de-belen-y-reyes-magos.jpg

Estas colocaciones que beben de los sistemas protocolarios, ayudan a que la escena total quede limpia, clara dentro de la estética y la imagen,  y transmita un mensaje claro alrededor del niño Jesús.

Por tanto, el protocolo se encuentra anclado también en las costumbres y tradiciones que la religión católica nos aporta estos días festivos, demostrando su importancia y beneficios.

Con esta explicación tan navideña, aprovecho para desearos a todos una Feliz Navidad

feliz-navidad-2017-1920x1080

 

 

A %d blogueros les gusta esto: