Why-Ghosting-Is-The-Best-Way-To-End-Your-Affair

Las nuevas maneras de comunicar, hacen que surjan también nuevas formas de relacionarse que, cerca o lejos de estar dentro del considerado civismo, empieza a invadir la actitud y la forma de actuar de los mas jóvenes.

La inmediatez, la comunicación por redes y otras aplicaciones de uso personal como son Whastapp o Telegram, son factores que han transformado la comunicación y la manera de relacionarnos tanto presencial como virtualmente. Incluso en ocasiones se ven a personas compartiendo mesa sin dejar de utilizar sus dispositivos a través de los cuales se están comunicando entre ellos mismos.

Hace unos años, se impuso la tendencia del ghosting en las relaciones de pareja, donde una de las partes en vez de romper por la manera tradicional, prefiere desaparecer sin dar explicaciones al respecto, una cuestión que ahora se impone en las reuniones de amigos.

phone-2859646_1280

Llegar, presentarse, comenzar a compartir momentos, risas y anécdotas, parece no estar en consonancia con la opción de decir adiós o hasta otra.

El irse sin realizar el ritual de despedirse uno por uno o hacerlo de forma colectiva, desaparecer sin mas del espacio en el que se encuentran y darse cuenta los demás cuando intentan incluirlo en una conversación o van a cambiar de lugar es la práctica denominada ghosting que se impone en la generación millenial, muy influenciada por los comportamientos que muchos de ellos llevan a cabo en redes sociales.

Considero que la educación contempla fórmulas como el saludo y la despedida, al igual que el gracias y el por favor (que muchos ya dan por algo perdido e incluso obsoleto) elementos que en el mundo online se realiza pero que en lo presencial comienza a desvanecerse, al igual que un civismo básico de consideración con la comunidad en la que habitamos.

people-2557396_1280

Lo online esta de moda, pero no se pueden olvidar de que lo offline y lo presencial es lo que mueve lo online y no al revés, aunque ahora las conversaciones versen sobre estas cuestiones y lo que se debate en Twitter, la foto de tal usuario en Instagram o el estado denuncia de alguien en Facebook.

No perdamos las formas, ni la actitud con los demás, sigamos sumando con los códigos tradicionales sin perder los nuevos e intentando crear nuevas fórmulas basadas en los valores de la sociedad y la comunicación.

A %d blogueros les gusta esto: